5 errores garrafales de branding que tu negocio no debería permitirse

errores branding portada

En Blixt siempre que podemos intentamos ayudarte en temáticas relacionadas con el contenido audiovisual online, el diseño web, el marketing digital o en el caso que nos ocupa hoy el branding corporativo.

A pesar de que no controles demasiado en temas de diseño gráfico o no vayas a ser tu precisamente quien se encargue de ello en tu negocio, bien porque tengas a una persona que ya se encargue de ello o porque sea un servicio que externalices, te lo hemos dicho en otras ocasiones que no está demás conocer de cerca las mejores estrategias, consejos prácticos o los errores que no deberías cometer.

En un negocio, hay que saber de todo un poco, especialmente sobre fallos y errores, los cuales nos pueden enseñar incluso más que el éxito sobre nosotros y nuestros negocios.

En el mundo online, de las startups y de los negocios online que han empezado su andadura recientemente, los errores pueden tener repercusiones mucho más serias que digamos, aquellos negocios más consolidados y con más “rodaje”.

Aquellos negocios que están más consolidados y llevan más años en marcha (tanto online como offline), tienen un valor de marca mucho más sólido y consolidado. Ya han vendido suficiente a lo largo de los años y tienen una clientela fiel.

Pero con las startups o negocios que acaban de empezar en el mundo online no sucede lo mismo. Este tipo de negocios no tienen donde respaldarse cuando se cometen fallos gordos, no existe una base sólida como sucede con negocios más veteranos. Cuando algo falla, es posible que un cliente que no te conozca de nada sea justo eso lo primero que sabe de tu negocio y esto le da muy mala reputación a tu negocio.

No nos andemos con más rodeos y vamos al grano. Cuando hablamos de branding corporativo, la identidad de tu marca o negocio, hay que ir con mucho ojo. Un pequeño error en el branding puede hacer que todo tu plan de negocio fracase y evite tus planes de éxito en el futuro. Es por ello que hoy hemos recopilado una lista con los cinco errores que más caros te pueden salir para que de ese modo los evites a toda costa.

No identificas a tus potenciales clientes

errores branding 02

No sabes identificar a tu target. Es muy habitual que en las primeras fases de un negocio online o startup haya mucha experimentación. En vez de pensar y establecer objetivos a largo plazo es más una actitud de “a ver que pasa” y del día a día. Nos pasó incluso a nosotros y es algo normal que sucede en cualquier empresa hasta que va cogiendo forma y tanto tu target como tus objetivos van estando cada vez más claros. Pero cuidado, el factor de ir viendo como tus clientes reaccionan ante tus productos o servicios para a continuación ir tomando decisiones, no significa que no tengas que definir a los potenciales clientes para tu marca.

Si quieres que tu marca gane visibilidad online y los mensajes que transmitas a tu audiencia sean efectivos debes definir a tus potenciales clientes desde el minuto `0. Es muy común que pienses por ejemplo: Yo quiero dar servicio a todo el mundo, mis productos pueden servirle a cualquier persona… Pero esto está mal. No puedes abarcar todo e intentar dar servicio a absolutamente todo el mundo. Al final tu marca no será nada sólida, estará diluida y no conseguirás conectar con nadie.

Ignoras el valor de tus empleados y colaboradores 

errores branding 01

Queda claro que de cuanto más control sobre la identidad corporativa para una marca o empresa se posea mejor. Pero esto no significa que tu seas la única persona que lo controle absolutamente todo. Lo creas o no, tu plantilla de empleados y colaboradores se convertirá en uno de tus mejores recursos. No pases por alto dicho recurso y confía en ellos.

Uno de los errores sería pensar restringir el acceso a las redes sociales por parte de tus empleados pero piensa que actualmente puede llegar a ser más efectivo el asesoramiento de persona a persona que un empleado puede hacerle a un compañero o amigo que la comunicación de tu negocio en redes sociales con tus seguidores. Piensa que dejando que tus empleados interactúen en las redes sociales es como tener una pequeña “flota” de marcas personales que estarán ayudando al branding de tu propio negocio.

Pecas de poco original

El propósito entero del branding corporativo es darle a tu negocio una identidad única que lo separe de la competencia y que consiga crear vínculos con tus clientes de manera que perciban tu empresa como relevante y divertida. Desgraciadamente vemos demasiadas startups que copian modelos que actualmente funcionan y pasan totalmente por alto ser originales.

Muchos diseñadores en este aspecto y con el objetivo de ganar en originalidad crean tipografías únicas para sus clientes y el trabajo de diseño corporativo es lo más personalizado posible. Diseñando texturas, sombras y gráficas “a mano” consiguen que estas creatividades no se encuentren en ningún otro lado de internet y sean únicas y exclusivas para esos clientes.

Por muy bien que le funcione una fórmula de branding a tus competidores, eso no significa que también te vaya a funcionar a ti. Hacer lo mismo que tus competidores no te va a hacer ningún bien. Piensa que las startups o nuevas empresas online tienen que ser únicas y diferentes. Si usas las mismas fórmulas que tus competidores, ¿Qué valor añadido estás dándole a tus clientes que ya no estén dándole tus competidores?

Te desvías de lo importante y primordial: Tu identidad corporativa 

errores branding 04

Lo ideal para absolutamente todos aquellos negocios que empiezan su andadura en internet es que tengan una serie de directrices de marca que sirva para la toma de decisiones y comunicación con los seguidores y clientes de la marca. Como siempre nuestro consejo es que esta serie de directrices no se deben llevar a rajatabla, siempre hay que ser algo flexibles, pero en cierto modo deberán marcar al menos las decisiones más importantes. En definitiva, siempre has de tener un “plan de ataque”.

Desviarse de tu plan de directrices de marca aunque sea de forma mínima, puede tener consecuencias graves, especialmente en las fases más prematuras de tu negocio o startup.

Digamos que por ejemplo decides que los colores que vas a usar para todas tus creatividades online (anuncios, banners, GIF’s, videos, etc) van a ser rojo, negro y blanco. Usas estos colores de forma sistemática durante meses pero un día decides realizar una creatividad para un anuncio en azul y amarillo.

Lo que puede parecer un cambio relativamente pequeño (sobre todo si tan solo hablamos de un anuncio), puede confundir a tus seguidores, diluyendo tu mensaje y reduciendo cualquier valor de marca que ya hayas establecido.

No debes desviarte y tu objetivo en cuanto a identidad corporativa es crear y desarrollar una marca sólida y consolidada. Recuerda que en ocasiones un cambio mínimo puede tener grandes consecuencias.

Errores visibles en redes sociales 

Las redes sociales se convierten en un arma de doble filo. Pueden ser una herramienta realmente efectiva pero al mismo tiempo un recurso peligroso bajo ciertas circunstancias.

Hablamos de la visibilidad de marca en redes sociales. Está claro que pueden proporcionar a una marca muchísima visibilidad con costes relativamente reducidos (sobre todo si lo comparamos con medios de comunicación más tradicionales como la televisión o la radio). Pero cometer un fallo o dar un paso en falso sobre todo en fases de desarrollo importantes para tu negocio o startup puede tener consecuencias realmente costosas.

Existen dos tipos de errores que jamás deberías cometer en redes sociales en relativo a temas de visibilidad:

  1. Nunca te metas en peleas
  2. Evita desviarte de tus temas

El primer error a evitar es bastante obvio y se refiere a no entablar discusiones con los clientes. Las redes sociales son públicas y por lo tanto tu marca se expone a ello jugándose ganarse una mala reputación por parte de otros usuarios. Con el segundo nos referimos a que evites desviarte de temas que no tengan que ver con tu sector. Nada de opinar en política, nada de meterte en fútbol, a no ser que tu negocio tenga relación con ello.

Para evitar estos y otros fallos también es importante establecer una serie de pautas y directrices a seguir y siempre intentar que cualquier cosa que se postee pase por al menos dos personas para evitar fallos y errores.

Un arma de doble filo

errores branding 03

Como ya hemos comentado antes, el branding se puede convertir en un arma de doble filo, especialmente en las redes sociales. En muchas ocasiones hay que tomar ciertos riesgos para destacar sobre los demás y una buena estrategia de marca puede conseguir que destaques sobre todos los demás. Sin embargo intenta que al menos dichos riesgos los tengas controlados siempre.

Dicen que errar es de sabios y todos cometemos fallos, pero al menos ahora conoces los errores más comunes y esos si que puedes evitarlos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *