Muéstrate más cercano a tu público con retratos corporativos más casuales

retratos-corporativos-01

Todo profesional con aspiraciones a trabajar en una empresa o a emprender su propio negocio necesita transmitir de la forma más directa posible sus valores; profesionalidad, cercanía o confianza entre otras.

Existen varias formas de transmitir dichos valores; a través del branding corporativo a través de una página web, en las redes sociales, con un video o en el caso que nos ocupa hoy con la fotografía corporativa.

Cuando tienes una entrevista de trabajo o te reúnes con un potencial cliente cuidas tu presencia y tu imagen al detalle. Cuando trasladamos nuestra imagen al mundo online, lo hagamos bien a través de Linkedin o en una página web profesional, es fundamental que saques lo mejor de ella, mostrándote igual de profesional y cercano que en la realidad.

Tus fotos corporativas tienen que ser precisamente eso; un reflejo de tu realidad como profesional.

¿Es para ti el retrato corporativo? 

Como ya comentábamos, lo esencial en la fotografía corporativa de retrato es mostrar tu propia imagen. Pero además es importante mostrar otros valores que pasamos a comentarte:

  • Cercanía
  • Credibilidad
  • Calidad
  • Que sea capaz de captar la atención de tus clientes y seguidores.

El retrato corporativo junto con tu imagen de marca es tu carta de presentación frente al mundo y por consiguiente frente a tus potenciales clientes. Dicho retrato, ayuda a familiarizar a tus clientes con tu marca corporativa, la humaniza.

Independientemente del sector en el que trabajes, o la empresa en donde aspires a un puesto de trabajo, disponer de un retrato corporativo profesional debería ser casi obligatorio a día de hoy.

La demanda va en aumento y cada vez son más las personas que contratan los servicios de un fotógrafo profesional para ello. El fotógrafo adecuado será capaz de ayudarte a lograr lo que tu quieras y te ayudará a conseguirlo.

¿Cómo mostrarte más cercano en tus fotos corporativas? 

A la hora de decidir el estilo de fotografía nosotros en la mayoría de los casos optaríamos siempre por un estilo más casual que formal. Los retratos casuales son un modo más informal de introducirte dentro de todos tus esfuerzos de marketing online.

Están más orientados al lifestyle que un retrato clásico corporativo y reflejan un ambiente mucho más actual y moderno. Es otra forma diferente de darle un toque más personal a tu marca para que esta refleje mejor tu personalidad y el tono que deseas establecer. 

Mejora tu retrato de empresa con estos sencillos consejos

Llega descansando a tu sesión de fotos: Llegar con la actitud adecuada a la sesión es fundamental. Esto se consigue entre otras cosas habiendo descansado el día anterior para que estés relajado y tus poses no parezcan rígidas y antinaturales.

Usa estilismo adecuado: Nosotros siempre recomendamos a nuestros clientes que se vistan con estilo y elegantes pero siempre acordes a como irían ellos en su trabajo. Está bien que te arregles para tu sesión corporativa, pero nunca pretendas ser lo que no eres. La ropa que vistas también juega un papel importante, mostrando tu personalidad y la de tu marca.

Make-up: Bajo nuestro punto de vista, no es algo obligatorio, pero si ayuda a mejorar la calidad de los retratos. Aportando color a la piel, evitando brillos, quitando ojeras, potenciando la mirada. Hay que buscar un equilibro entre naturalidad y elegancia.

La pose: Las poses laterales, de escorzo, funcionan mejor que aquellas totalmente frontales. Lo mejor para la pose es relajarse y dejarse guiar por el propio fotógrafo. Mirar directamente a la cámara por ejemplo aportará cercanía a tus fotos debido al contacto ocular. Lo mejor es buscar una combinación entre “robados” y fotos mirando directo a cámara.

La localización: En caso de ser retratos sobre un fondo neutro (blanco, negro, gris), la luz y los flashes jugarán un papel importantísimo. En el caso de utilizar el propio entorno de trabajo, siempre que sea posible, también jugará un papel esencial y primordial. No solo le darán más vida y volumen a las fotografías, sino que además contarán algo más sobre tu negocio al público. Los fondos neutros se suelen usar más en el caso de que se quiera centrar la atención tan solo en el rostro de la persona retratada, para perfiles web o redes sociales como Linkedin. En la otra mano los retratos editoriales, los que nosotros llamamos lifestyle business, donde se deja ver más el entorno, pueden funcionar muy bien para editoriales, portadas de Facebook, secciones web, banners de cabecera o todo aquello que enlgobe al marketing de contenidos.

Conclusiones 

En las fotos de perfil tanto en redes sociales como en una web corporativa, siempre será mejor usar una foto retrato que el propio logotipo de tu marca. Para causar una buena impresión, no existen segundas oportunidades, por lo que la inversión en ello bien puede merecer la pena.

Una foto profesional expresará que eres cuidadoso y que esta sea casual mostrará que eres confidente y cercano con tu audiencia. Y lo cierto es que a veces el esfuerzo y la inversión (menos de la que piensas) bien merece la pena.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *